23/06/2015

Comunicado Odebrecht

Más Comunicados

La Organización Odebrecht, por respeto a sus Clientes, Socios, Inversionistas, Instituciones Financieras, Proveedores, Usuarios de sus Servicios, Amigos e Integrantes, expresa su indignación por la detención y encarcelamiento de cinco de sus ejecutivos y por la búsqueda e incautación realizada en algunas de nuestras empresas este último viernes (19/06), como resultado de la 14ª etapa de la Operación Lava Jato (operación denominada Lava Autos), en Brasil. La decisión que determinó el arresto de nuestros ejecutivos y la búsqueda e incautación referida, ha dejado en evidencia que, transcurrido más de un año del inicio de la Operación Lava Jato, la Policía Federal no ha presentado, conforme a lo establecido por el ente judicial, ningún hecho nuevo y objetivo que justifique las medidas de fuerza adoptadas, que son totalmente innecesarias y por tal motivo, ilegales.

Los únicos elementos nuevos presentados hasta el momento, representan un evidente equívoco en la interpretación de los hechos:

• El "depósito" supuestamente realizado por Odebrecht en la cuenta de la empresa Canyon View Assets S/A, señalado como uno de los principales fundamentos para decretar los arrestos, y ampliamente difundido por la prensa en los últimos días como prueba irrefutable de corrupción, no es un depósito. Se trata de una inversión realizada por uno de los acusados de la Lava Jato en títulos privados (bonds), emitidos por una empresa de la Organización Odebrecht, los mismos que son negociados libremente en el mercado internacional de manera obligatoria por medio de instituciones financieras, y que son ajenos al control o participación de Odebrecht.

En relación al correo electrónico de 21/03/2011s, intercambiado entre nuestros ejecutivos, también ampliamente divulgado por los medios de comunicación como prueba de ilicitud, aclaramos:

- La secuencia de mensajes que antecede al referido correo electrónico, que consta en el Informe Policial pero que no fue considerada en la resolución emitida, deja claro que se trata de discusiones técnicas entre los ejecutivos para la preparación de una propuesta con el objetivo de la contratación de operación de sondas, entre privados, sin ninguna ilegalidad. El uso aislado de solo uno de los mensajes intercambiados sacó de su real contexto la comunicación referida.

- El término "sobre-precio" utilizado en el correo electrónico representa la traducción del término usual del mercado “cost plus fee” y no está relacionado de ningún modo con sobrefacturación, cobranza excesiva, o cualquier irregularidad. Representa la remuneración contractual que Odebrecht Óleo y Gas, como operadora de sondas de perforación, propuso a la empresa Sete Brasil, y que comprende el reembolso del costo de operación y mantenimiento (cost) de las sondas, añadido con una remuneración fija sobre dicho costo.

Odebrecht niega haber participado de cualquier cartel. No existe “cartel” en un proceso de contratación enteramente controlado por el contratante, como sucede con Petrobras, donde esta última es siempre quien define sus propios presupuestos, criterios de evaluación técnico-financiero y de performance.

El sustento de que el arresto efectuado tiene como objetivo evitar la reincidencia criminal, es una violación a los principios más básicos del Estado de Derecho toda vez que las autoridades competentes no prohibieron a la Constructora Norberto Odebrecht contratar con la Administración Pública, principalmente en lo concerniente al último paquete de concesiones en Brasil, que en este momento es apenas un conjunto anunciado de intenciones. Tan es así, que la Contraloría General de la Unión, la Abogacía- General de la Unión y el Ministro de Justicia de Brasil afirmaron públicamente que las empresas solo pueden ser pasibles de restricciones para contratar con la Administración Pública después de juzgadas y condenadas observando el debido proceso legal.

Otra violación al Estado de Derecho es la presunción del conocimiento de hechos supuestamente ilegales por la alta administración de las compañías como medida suficiente para justificar la privación de su libertad a las personas.

Incluso, la afirmación de la decisión judicial de que las empresas de la Organización Odebrecht no hicieron nada para investigar en su ámbito interno las supuestas irregularidades, no corresponde a la realidad. Todas nuestras empresas poseen y practican un Código de Conducta y un Sistema de Conformidad (compliance), efectivos y ampliamente divulgados, alineados totalmente a la legislación anticorrupción brasileña e internacional.

La Organización Odebrecht nunca puso ningún obstáculo a las investigaciones. Por el contrario, sus ejecutivos siempre estuvieron a disposición de las autoridades para prestar aclaraciones. De hecho, cuatro de los cinco ejecutivos arrestados ya comparecieron a la sede de la Policía Federal en Brasilia y prestaron declaraciones en las investigaciones de la Lava Jato que se tramitan ante el Superior Tribunal de Justicia y el Supremo Tribunal Federal. En el ámbito de la Justicia Federal de Paraná, suministraron todos los documentos solicitados y se ofrecieron formalmente para prestar declaraciones –declaraciones estas para las que nunca fueron convocados, y que ciertamente hubieran aclarado todos los puntos.

Si bien estamos profundamente perplejos e indignados por lo sucedido, no nos dejaremos abatir. Nuestro modelo de gestión, basado en los principios de delegación y descentralización, asegura que las más de 100 empresas en nuestras 15 áreas de negocio, lideradas de forma plena e independiente por nuestros ejecutivos y sus equipos, prosigan normalmente con el cumplimiento de nuestras obligaciones, como siempre lo hicimos, de forma reconocida a lo largo de más de 70 años de nuestra historia, la mitad de ellos con presencia en el exterior.

Este es nuestro compromiso con los Clientes, Socios, Inversionistas, Instituciones Financieras, Proveedores, Usuarios de nuestros Servicios y Comunidades en los 21 países donde actuamos. Estamos convencidos de que nuestros más de 160 mil Integrantes se mantendrán todavía más unidos por la práctica de nuestra cultura empresarial y por los lazos de confianza que nos unen, preservando el orgullo de pertenecer a la Organización Odebrecht.

En Perú, Odebrecht está presente hace 35 años de manera ininterrumpida, actuando como Inversionista y Constructora, con una fuerza de trabajo que reúne casi 15 mil Integrantes directos, de los cuales 99% son peruanos. Aquí nos reconocemos como una empresa local y sentimos orgullo de nuestra contribución para las Personas, la Infraestructura y Economía del país, que se traduce sobre todo en la relación directa con los millones de Usuarios de nuestros servicios, Comunidades beneficiadas por las obras, los millares de Proveedores, Socios e Instituciones Bancarias. Odebrecht en Perú, a través de sus áreas de Negocios y Empresas controladas, sigue su rutina normalmente, manteniendo su compromiso con el desarrollo del país.

Con referencia a los hechos que se vienen dando en Brasil, descritos líneas arriba, seguiremos juntos en la defensa de nuestros Integrantes, y para ello la empresa en Brasil continuará a disposición de las autoridades de ese país, colaborando para que todos estos temas sean rápidamente aclarados, convencidos de que la verdad saldrá a la luz y que la justicia prevalecerá, pues creemos que los hechos ocurridos derivan de equívocos de información e interpretación.

*Acceda en esta dirección a la versión completa del Comunicado de Odebrecht Ingeniaría & Construcción en Brasil: http://odebrecht.com/es/comunicacion/releases