25/06/2015

Aclaración sobre Nota de Marcelo Odebrecht

Más Noticias

Odebrecht manifiesta su indignación en relación al incidente procesal que se intentó crear en torno de una nota de su director-presidente, Marcelo Odebrecht, dirigida a sus abogados. Sobre el tema, aclara:

  • El ejecutivo entregó la nota a un agente de policía, para que la hiciera llegar a sus abogados, lo que muestra la buena fe del acto. La autoridad policial así lo hizo, entregando el mensaje a los abogados, pero consideró adecuado copiarla y presentarla al juez responsable por el caso, cuestionando la expresión “destruir e-mails sondas RR”.
  • La simple lectura de la nota muestra que no hay motivos para este cuestionamiento. La nota fue redactada por el ejecutivo a partir del oficio judicial que expidió mandato de prisión para directores de Odebrecht. Se trata de orientación para los abogados sobre diversos puntos para las aclaraciones que se prestarán en el habeas corpus que se solicitará. Tanto es así que el título de la nota es “Puntos para el HC (de habeas corpus)”.
  • Al referirse al punto sobre el intercambio de correos electrónicos entre ejecutivos de Odebrecht, razón alegada para la prisión de los ejecutivos de la empresa –medida manifiestamente ilegal – el director-presidente utiliza la expresión “destruir e-mail sondas RR”, refiriéndose a Roberto Ramos, autor de uno de los mensajes, que trabajaba en Odebrecht Óleo e Gás. Una flecha manuscrita une la expresión “destruir e-mails sondas RR” con los argumentos que el director-presidente sugiere para explicar las discusiones contenidas en la secuencia de mensajes.
  • El director-presidente enumera hechos que aclararán que se trataba de una discusión sobre un negocio que se firmaría entre empresas privadas (entre ellas la empresa Sete Brasil), sobre la construcción y operación de sondas de perforación de petróleo. En esta discusión, a diferencia de lo que el juez encargado del caso interpretó, el término “sobre-precio” utilizado por Roberto Ramos, no tiene nada que ver con “sobrefacturación” o cualquier irregularidad. “Sobre-precio” representa apenas la remuneración contractual que Odebrecht Óleo e Gás, como operadora de sondas, propuso a Sete Brasil, y que comprende el reembolso del costo de operación y mantenimiento (“cost”) de las sondas, añadido de una remuneración fija sobre dicho costo. O sea, representa la traducción del término, usual en el mercado, “cost plus fee”.

Por lo tanto, no existe ninguna insinuación, en la nota de Marcelo Odebrecht, que sugiera que se cometa cualquier ilegalidad. Además de no corresponder a la conducta del ejecutivo, no tendría sentido una sugerencia de “destruir” (no en el contenido, como era la intención, sino literalmente, como interpretó la autoridad policial) correos electrónicos que se incautaron en operación realizada en noviembre de 2014, que fueron ampliamente peritados y se tornaron públicos. No tiene ningún sentido destruir algo que ya está en poder de la Policía Federal y del juez Sergio Moro. O sea, la palabra destruir solo puede tener otro significado.

Odebrecht, finalmente, lamenta que se haya intentado crear un incidente procesal sobre una expresión obviamente sacada de contexto. Los abogados de la empresa intentaron, por medio de petición y contactos personales, explicar a la autoridad policial que no tiene sentido crear sospechas sobre el tema, pero lamentablemente esta optó por dar publicidad y apariencia de escándalo a una nota con simples orientaciones del cliente a sus abogados – hiriendo de este modo la protección de esta relación que la Ley garantiza a todos los ciudadanos brasileños.